• Alfonso

Las crisis del 2008 y 2020


¿Cuáles son las diferencias entre la crisis financiera del 2007–2008 y la crisis económica actual?


La recesión 2007-2008

Se le conoce también como “la gran recesión” y se origina en Estados Unidos en 2007 debido a una burbuja que surgió de una depreciación en los préstamos hipotecarios llamados “subprime". Aunque la caída de precios comienza en 2007, la cadena de errores comienza mucho antes con el surgimiento de préstamos hipotecarios de mala calidad. Este excesivo apalancamiento terminó por afectar al sector financiero. El momento más crucial se dio en Septiembre de 2008 con la bancarrota de Lehman Brothers.


A esta crisis financiera irremediablemente le siguió una crisis económica. Los bancos contaron con escasa liquidez, lo cual limitó los fondos disponibles para prestarse entre sí. Esto ocasionó una caída en la inversión y finalmente en la demanda agregada.

La crisis financiera se expandió a Europa y Asia. Los mercados emergentes se vieron afectados con caídas en la demanda de sus productos y salidas de capitales que afectaron sus tipos de cambio.





¿Cómo se logró la recuperación a esa crisis?

Se logró con un lento y prolongado proceso de desapalancamiento que las instituciones financieras lograron gracias a un reacomodo de activos y reestructuración de su estructura de capital. La Reserva Federal ayudó al liberar las restricciones a los bancos, aumentó el seguro de los depósitos y redujo tasas de interés para liberar fondos y aumentar la liquidez.

La crisis de 2020

Se trata de una crisis económica que es el resultado de las medidas restrictivas que los gobiernos adoptaron para enfrentar la expansión de la pandemia generada por el virus Covid-19.

Las economías están estancadas porque a los agentes económicos se nos ha pedido quedarnos en casa y evitar el contacto social. Se nos ha impedido ir a restaurantes, centros comerciales, estadios, viajar, etc.

Los gobiernos han decidido qué actividades son consideradas ‘esenciales’. Conforme el cierre de actividades se prolonga aumentan los problemas: aumenta el desempleo, se rompen cadenas productivas, quiebran las empresas y se obstaculiza el comercio internacional. Esta crisis nos ha enseñado lo que es vivir en socialismo.

¿Cómo lograr la recuperación de la crisis actual?

Con las tasas de interés en niveles equivalentes a cero, hay poco margen de maniobra en materia de política monetaria. Los gobiernos (no todos) han optado por política fiscal. Apuestan por flexibilizar el cobro de impuestos, otorgar créditos fiscales, aumentar la cobertura del seguro de desempleo, reducir impuestos a la mano de obra y distribuir dinero de manera universal.

La recuperación no será tan sencilla como reabrir la economía. Es muy probable que los políticos de los distintos países quieran aprovechar la coyuntura para lanzar sus campañas proteccionistas. Existirá una tentación de tomar al comercio internacional y al capitalismo como rehenes y culparlos de las propias medidas que los gobiernos tomaron.

No sabemos aún la profundidad de esta crisis. En el mejor escenario, será una desaceleración (poco probable). El peor escenario es una depresión económica (una caída sostenida del PIB por un período mayor a dos años o una contracción del 10%). El escenario más probable es que nos enfrentamos a una recesión más grande que la de 2008 pero menor a la de 1929. La OCDE estima que resultados van a ser muy variados entre las naciones. En algunas regiones el impacto será mayor que en otras.

Los países y regiones que mejor entiendan que los gobiernos han sido más problema que solución, más pronto saldrán de la crisis.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete a mi lista de distribución

No te pierdas ningún post

© 2019 by Alfonso Ochoa. Proudly created with Wix.com  

  • Grey Twitter Icon