top of page
  • Alfonso

Cocinar

Actualizado: 16 ene



Sé que tengo la fama de saber lo que estoy haciendo en la cocina pero no es así. Se me queman las quesadillas. La fama la adquirí de la forma más fácil: teniendo un restaurante. Te tomas un par de fotos con una chamarra de Chef y pum, ya eres chef.


Aprendí muy pronto que en el mundo es igual de efectivo parecer que ser. Por fuera, parecía chef. Pero lo cierto es que el Chef Ramsey no dudaría en gritarme "It's RAW! GEEEET OUUUUT OF MY KITCHEN!".


Si acaso adquirí una habilidad es la de seguir las recetas de mi familia y nada más. Mi madre si cocina muy rico. Y hace las cosas sin necesidad de seguir recetas, o al menos eso aparenta. Dos o tres cosas puedo cocinar sin necesidad de seguir recetas pero para todo lo demás tengo dos ases bajo la manga: youtube y google.


Como buen regio, sé qué estoy haciendo en lo que se refiere a los cortes de carne. De no hacerlo, perdería mi pasaporte regio-norteño.


En cuanto a pescado, prefiero delegar la responsabilidad. A lo mucho que llego es a ponerlo en el sartén con aceite de oliva y aventar un par de especies. Pero no me queda bien. He probado un buen salmón o unos buenos mariscos y no tengo la calidad para prepararlos.


Uno de los cocineros en el restaurante me dio un consejo una vez mientras preparábamos algo:


"¿Cómo sabes si no le has puesto demasiado ajo al guisado?", pregunté.


Me miró y me dijo "Nunca te puedes pasar de ajo".


Ese es el mejor y único secreto de cocina que puedo compartir.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page